Ir al contenido principal

Mons. Celli: “La comunicación no empieza en comprar tecnologías, empieza con testimonio de vida”

Monseñor Claudio María Celli estuvo a cargo del Seminario de Comunicación para Obispos “La comunicación al servicio de una autentica cultura del encuentro”, organizado por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en el Colegio Máximo, de San Miguel, Argentina.
La Dra. Susana Nuin, secretaria ejecutiva del departamento de Comunicación del CELAM, presentó a monseñor Celli y explicó que el seminario “tiene algo de laboratorio, no es sólo teórico con una metodología integrada, donde la vida estreche lazos, compresiones y saberes, que solo la comunión nos puede generar”.
El Presidente del PCCS aclaró que no abordaría desde la tecnología: “El tema es eclesiológico, es comprender quiénes somos y cómo esta iglesia comunica y dialoga con el mundo de hoy”.
“La Iglesia vive en el continente digital. No vamos hacia él, ya vivimos en él. El problema es ver cómo la iglesia es capaz de establecer un diálogo respetuoso con los habitantes de este continente digital”, expresó, y brindó un panorama sobre la presencia de la Iglesia en las redes sociales. “Piensen que en una de las más grandes redes sociales, Facebook, hay más de un billón de personas. Es un continente. El problema es ver cómo la iglesia es capaz de anunciar el Evangelio en este continente”, instó.
Monseñor Celli reconoció que gran cantidad de diócesis “tienen su sitio web, pero en la mayoría de los casos son sitios viejos”, donde el Obispo puede subir su homilía. Pero, consideró, “la cultura del joven hoy no es leer páginas de la homilía del obispo. Son Imágenes y pequeños pensamientos”.
Repasando el Magisterio Pontificio en comunicaciones sociales, monseñor Celli consideró que “la comunicación no es un sector de la pastoral, sino que abarca toda la pastoral”. “No empieza en comprar tecnologías, empieza con testimonio de vida”, explicó. “Vivimos en una contextualidad en la que tenemos que aprender el nuevo lenguaje, porque sabemos qué es lo que tenemos que comunicar”, consideró finalmente.
El encuentro continuará hasta el jueves al mediodía, y el programa incluye cinco sesiones de trabajo diarias a cargo de especialistas de distintos países de América Latina. El seminario busca ilustrar  de forma teórica y - sobre todo - práctica las potencialidades de la Comunicación enraizada en la Espiritualidad y Eclesiología de Comunión. Espiritualidad de comunión, que partiendo de una conversión pastoral, implica comunicación dentro y fuera de la Iglesia, en las redes sociales y en la cultura de diálogo, sin descuidar la planificación estratégica de comunicación aprovechando todos los medios disponibles.
El encuentro tiene lugar en el Centro Loyola del Colegio Máximo, en San Miguel, provincia de Buenos Aires. El Colegio Máximo fue fundado en 1930 como casa de formación de la Compañía de Jesús, y funciona en él la Facultad de Teología, Filosofía y Ciencias Sagradas; y el Centro Loyola, que opera como Casa de Ejercicios, de formación y centro cultural. El Papa Francisco ha estado en esta casa durante 12 años, de 1973 al 79 como provincial, y desde el 80 al 86 fue Rector de este lugar.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo A

Moniciones para las Misas Dominicales 2011 del Ciclo A



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo B

Moniciones para las Misas Dominicales 2012 del Ciclo B



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…

EL ESCAPULARIO DE LA VIRGEN DEL CARMEN

Quienes reciben la imposición de este Escapulario y lo visten habitualmente, necesitan saber las razones que la iglesia ha tenido para autorizarlo y recomendarlo, bendiciendo e indulgenciando a sus devotos.

De este modo lograrán que les sirva de medio en su perfeccionamiento en la fe de Cristo y alcanzarán con más facilidad la saludable ayuda de la Virgen Santísima, Madre espiritual y medianera de todas las gracias, a la que pretenden honrar. Ella, a los que vivan esta común consagración carmelitana, significada en el Escapulario, los conducirá a una más plena participación de los frutos del Misterio Pascual.

El Escapulario es un símbolo de la protección de la Madre de Dios a sus devotos y un signo de su consagración a María. Nos lo dio La Santísima Virgen. Se lo entregó al General de la Orden del Carmen; San Simón Stock, según la tradición, el 16 de julio de 1251, con estas palabras: «Toma este hábito, el que muera con él no padecerá el fuego eterno».

Alude a este hecho el Papa Pío XII …