Ir al contenido principal

La conexión entre Job 38 y Génesis 1


Cuando leemos el comienzo de Job, nos resulta difícil comprender por qué Dios le da permiso a Satanás para probar la fe de Job. Si bien Job había sido puesto a prueba física y mentalmente con la pérdida de su familia y sus bienes, lo único que hizo, al igual que Jeremías, fue maldecir el día en que nació.


Job 38 es el capítulo considerado frecuentemente como en el que Dios responde las preguntas de Job, las cuales pueden rápidamente resumirse en una sola: "¿Hay alguna justicia en este mundo?".


Para poderle explicar a Job que él no era muy inteligente, Dios nos lleva a la historia de la creación. Dios también le hace a Job algunas preguntas retóricas. Por esta razón, Job no le responde a Dios ya que la respuesta está revelada en la pregunta. Veamos los versículos:




«"¿Dónde estabas tú cuando Yo echaba los cimientos de la tierra? Dímelo, si tienes inteligencia. ¿Quién puso sus medidas? Ya que sabes. ¿O quién extendió sobre ella cordel?"» (Job 38:4-6)


"אֵיפֹה הָיִיתָ בְּיָסְדִי-אָרֶץ; הַגֵּדאִם-יָדַעְתָּ בִינָה. מִי-שָׂם מְמַדֶּיהָ כִּיתֵדָע; אוֹ מִי-נָטָה עָלֶיהָ קָּו. עַל-מָהאֲדָנֶיהָ הָטְבָּעוּ; אוֹ מִי-יָרָה אֶבֶןפִּנָּתָהּ."


Estas preguntas nos muestran que solo Dios tiene respuestas, ya que Dios siempre estuvo, está y estará aquí. Los seres humanos comunes no pueden desafiarlo simplemente porque carecen de la experiencia y la sabiduría Divina. Además, sabemos que el mundo de Dios es como un edificio y solo Dios sabe como se debe construir. Esta descripción es muy similar a la descripción de la creación en el primer capítulo del Génesis. Primero, Dios creó el espacio para vivir en este mundo (mar, tierra) y el tiempo (sol, luna, estrellas). Solo después que Dios finalizó estos dos "pisos", creó las criaturas (animales y humanidad).


Sin embargo, cuando hablamos de la creación del mar existe una diferencia que debemos notar. En Génesis 1:9, la creación del mar ocurre en armonía. Dios da la orden y el agua se detiene dejando espacio para la tierra seca. Veamos que ocurre en Job:





«"¿O quién encerró con puertas el mar, Cuando, irrumpiendo, se salió de su seno; Cuando hice de una nube su vestidura, Y de espesa oscuridad sus pañales; Cuando sobre él establecí límites, Puse puertas y cerrojos, Y dije: 'Hasta aquí llegarás, pero no más allá; Aquí se detendrá el orgullo de tus olas?'"» (Job 38:8-11)


"וַיָּסֶךְ בִּדְלָתַיִם יָם; בְּגִיחוֹ מֵרֶחֶם יֵצֵא.בְּשׂוּמִי עָנָן לְבֻשׁוֹ; וַעֲרָפֶל חֲתֻלָּתוֹוָאֶשְׁבֹּר עָלָיו חֻקִּי; וָאָשִׂים בְּרִיחַוּדְלָתָיִם. וָאֹמַר עַד-פֹּה תָבוֹא וְלֹאתֹסִיף; וּפֹא-יָשִׁית בִּגְאוֹן גַּלֶּיךָ."



Según Job, Dios necesitaba verdaderamente ponerle límite al agua con rocas y particiones para impedir que el agua llegue a la tierra. Esto parece una batalla, muy distante de la agradable imagen que se describe en Génesis 1. Además, Dios tuvo que poner cerrojos y puertas y decirle al agua que no atravesara determinados límites.


Una última cosa que resulta increíble destacar es la función del hombre en este mundo de Job 38. Ya sea por la manera en que Dios dice Sus palabras o se trate de la cruda realidad, podemos ver cuán diferente era el mundo en esa época. Si en Génesis 1, el hombre y la mujer gobernaban el planeta y solo debían multiplicarse para poblar la tierra, en Job 38 los tiempos habían cambiado, tal como se describe:




«Para traer lluvia sobre tierra despoblada, Sobre un desierto sin hombre alguno,» (Job 38:26)


"לְהַמְטִיר עַל-אֶרֶץ לֹא-אִישׁ מִדְבָּרלֹא-אָדָם בּוֹ".



En Génesis vemos que el hombre es la criatura más importante, en Job 38 vemos cómo Dios se preocupa por cada lugar del mundo, aún por el lugar donde al hombre le resulta imposible vivir, el desierto. Esto nos sugiere que tal vez el hombre no sea el ser más importante que exista, que en realidad, todos las cosas vivas son importantes. Y también vemos que el hombre aún no ha poblado todos los rincones del mundo como se describe en Génesis 1.


Para mi, Job 38 y Génesis 1 son dos caras de la misma moneda. La primera cara representa al mundo ideal, Génesis 1. La segunda es una realidad más moderna, Job 38. De todas maneras, creo que Dios no le respondió todo a Job...

Frases principales de la entrada + transcripción + traducción

Español
Transliteración
Hebreo
Desierto
midbār
מִדְבָּר
Hombre
'ādām
אָדָם
Mar
yām
יָם
Aquí
pōh
פֹּה
Piedra
'even
אֶבֶן
Dónde
'êfōh
אֵיפֹה
Quién
מִי

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo A

Moniciones para las Misas Dominicales 2011 del Ciclo A



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo B

Moniciones para las Misas Dominicales 2012 del Ciclo B



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…

EL ESCAPULARIO DE LA VIRGEN DEL CARMEN

Quienes reciben la imposición de este Escapulario y lo visten habitualmente, necesitan saber las razones que la iglesia ha tenido para autorizarlo y recomendarlo, bendiciendo e indulgenciando a sus devotos.

De este modo lograrán que les sirva de medio en su perfeccionamiento en la fe de Cristo y alcanzarán con más facilidad la saludable ayuda de la Virgen Santísima, Madre espiritual y medianera de todas las gracias, a la que pretenden honrar. Ella, a los que vivan esta común consagración carmelitana, significada en el Escapulario, los conducirá a una más plena participación de los frutos del Misterio Pascual.

El Escapulario es un símbolo de la protección de la Madre de Dios a sus devotos y un signo de su consagración a María. Nos lo dio La Santísima Virgen. Se lo entregó al General de la Orden del Carmen; San Simón Stock, según la tradición, el 16 de julio de 1251, con estas palabras: «Toma este hábito, el que muera con él no padecerá el fuego eterno».

Alude a este hecho el Papa Pío XII …