Ir al contenido principal

Himno para el Año de la Fe en español



Acordes para Guitarra

            RE    SOL              RE 
1. Caminamos llenos de esperanzas,
         LA             RE
pero a tientas en la noche.                              
          SIm                              LA
Vienes  en el Adviento de la historia,      
      Mi                    LA
eres  el Hijo del Alsimo.
RE LA SOL RE MIm LA RE
Cre-do Dominecre   -     do!
          SIm            FA#m           SOL
Con los santos que caminan con nosotros,  
  Mim RE    LA
SeñorTe pedimos:
 RE SOL RE   Mim  LA    RE
Adau   -    ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL RE  Mim  LA    RE
Cre-do Domine, adauge nobis fidem!


             RE               SOL              RE 
2. Caminamos fatigados y perdidos,
          LA                   RE
sin el pan de cada día.
                                      SIm             LA
Nos alimentas con la luz de Navidad,
        Mi                        LA
eres Tú la estrella del alba.
RE LA SOL    RE  MIm LA RE
Credo Domine, cre   -     do!
              SIm         FA#m     SOL
Con María, la primera creyente,
    Mim RE    LA
Señor, Te rogamos:
   RE SOL RE     Mim     LA      RE
Adau   -   ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL    RE     Mim    LA      RE
Credo Domine, adauge nobis fidem!




          RE                SOL          RE 
3. Caminamos cansados y sufrientes,
           LA               RE
las heridas aún abiertas.
                                 SIm              LA
Al que te busca en el desierto Tú lo curas,
        Mi                         LA
eres Tú la mano que nos sana.
RE LA SOL    RE  MIm LA RE
Credo Domine, cre   -     do!
            SIm                FA#m       SOL
Con los pobres que nos llaman a la puerta,
    Mim RE        LA
Señor, Te invocamos:
   RE SOL RE     Mim     LA      RE
Adau   -   ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL    RE     Mim    LA      RE
Credo Domine, adauge nobis fidem!


             RE                     SOL            RE 
4. Caminamos bajo el peso de la cruz,
                LA                                          RE
vamos siguiendo las huellas de tus pasos.
                                    SIm            LA
Resucitaste en la mañana de la Pascua,
        Mi                                LA
eres Tú el Viviente que no muere.
RE LA SOL    RE  MIm LA RE
Credo Domine, cre   -     do!
                SIm       FA#m          SOL
Con los humildes que quieren renacer,
    Mim  RE       LA
Señor, Te suplicamos:
 RE SOL RE     Mim     LA      RE
Adau   -   ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL    RE     Mim    LA      RE
Credo Domine, adauge nobis fidem!


            RE       SOL         RE 
5. Caminamos oyendo la llamada
              LA               RE
de cada nuevo Pentecostés.
                               SIm       LA
Tú recreas de aquel soplo la presencia,
        Mi                            LA
eres Tú la Palabra de futuro.
RE LA SOL    RE  MIm LA RE
Credo Domine, cre   -     do!
             SIm             FA#m               SOL
Con la Iglesia que anuncia tu Evangelio,
   Mim  RE         LA
Señor, Te imploramos:
   RE SOL RE     Mim     LA      RE
Adau   -   ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL    RE     Mim    LA      RE
Credo Domine, adauge nobis fidem!


           RE              SOL           RE 
6. Caminamos cada día que nos das,
          LA                            RE
con los hombres nuestros hermanos.
                              SIm            LA
Tú nos guias por las sendas de la tierra,
        Mi                          LA
eres Tú la esperanza de la meta.
RE LA SOL    RE  MIm LA RE
Credo Domine, cre   -     do!
            SIm                        FA#m    SOL
Con el mundo donde el Reino está presente,
   Mim RE     LA
Señor, Te clamamos:
  RE SOL RE Mim     LA RE
Adau   -  ge, adauge nobis fidem!
RE LA SOL    RE    Mim  LA RE
Credo Domine, adauge nobis fidem!

Descargar Acorde para Guitarra aquí


CREDO, DOMINE (Creo, Señor)

1. Caminamos llenos de esperanzas,
pero a tientas en la noche.
Vienes Tú en el Adviento de la historia,
para nosotros el Hijo del Altísimo.
Credo Domine, credo.
Con los santos que caminan con nosotros,
Señor, Te pedimos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

2. Caminamos fatigados y perdidos,
sin el pan de cada día.
Nos alimentas con la luz de Navidad,
eres Tú la estrella del alba.
Credo Domine, credo.
Con María, la primera creyente,
Señor, Te rogamos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

3. Caminamos cansados y sufrientes,
las heridas aún abiertas.
Al que te busca en el desierto Tú lo curas,
eres Tú la mano que nos sana.
Credo Domine, credo.
Con los pobres que nos llaman a la puerta,
Señor, Te invocamos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

4. Caminamos bajo el peso de la cruz,
vamos siguiendo las huellas de tus pasos.
Resucitaste en la mañana de la Pascua,
eres Tú el Viviente que no muere.
Credo Domine, credo.
Con los humildes que quieren renacer,
Señor, Te suplicamos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

5. Caminamos oyendo la llamada
de cada nuevo Pentecostés.
Tú recreas de aquel soplo la presencia,
eres Tú la Palabra de futuro.
Credo Domine, credo.
Con la Iglesia que anuncia tu Evangelio,
Señor, Te imploramos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

6. Caminamos cada día que nos das,
con los hombres nuestros hermanos.
Tú nos guías por las sendas de la tierra,
eres Tú la esperanza de la meta.
Credo Domine, credo.
Con el mundo donde el Reino está presente,
Señor, Te clamamos:
Adauge, adauge nobis fidem. (¡Aumenta, aumenta en nosotros la fe!)
Credo Domine, adauge nobis fidem. (¡Creo, Señor, aumenta en nosotros la fe!)

Descargar texto aquí:

Fuente: http://anydelafe.org
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo B

Moniciones para las Misas Dominicales 2012 del Ciclo B



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…

EL ESCAPULARIO DE LA VIRGEN DEL CARMEN

Quienes reciben la imposición de este Escapulario y lo visten habitualmente, necesitan saber las razones que la iglesia ha tenido para autorizarlo y recomendarlo, bendiciendo e indulgenciando a sus devotos.

De este modo lograrán que les sirva de medio en su perfeccionamiento en la fe de Cristo y alcanzarán con más facilidad la saludable ayuda de la Virgen Santísima, Madre espiritual y medianera de todas las gracias, a la que pretenden honrar. Ella, a los que vivan esta común consagración carmelitana, significada en el Escapulario, los conducirá a una más plena participación de los frutos del Misterio Pascual.

El Escapulario es un símbolo de la protección de la Madre de Dios a sus devotos y un signo de su consagración a María. Nos lo dio La Santísima Virgen. Se lo entregó al General de la Orden del Carmen; San Simón Stock, según la tradición, el 16 de julio de 1251, con estas palabras: «Toma este hábito, el que muera con él no padecerá el fuego eterno».

Alude a este hecho el Papa Pío XII …

Moniciones para las Misas Dominicales del Ciclo A

Moniciones para las Misas Dominicales 2011 del Ciclo A



ORACIÓN DE SANTO TOMÁS DE AQUINO


Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.



Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el Pan de los Angeles, al Rey de los Reyes, al Señor de los señores, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.



Dame, Señor, que reciba yo, no sólo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento !Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en m…